Marwán Chilliqui, en semifinales

Marwán Chilliqui, en semifinales

Marwán Chilliqui.

El contraste con la murga anterior. Pasamos del histrionismo a la elegancia. Desde la forma de cantar hasta el vestuario, pasando también por la escenografía. Potente puesta en escena, con unos altos de Juanpe absolutamente espectaculares. Gran tenor tiene en él el Carnaval de Badajoz. Primer pasodoble coincidente con Los Mirinda, denuncia del abandono que sufre Extremadura. Segundo, para la cantera. Para esas niñas que se incorporan al Aulas de Carnaval. Especialmente, a las de la Compañía de María, que abandonan este año la categoría juvenil para pasar al senior. Y beso de las niñas de la Compañía, Claudia y Lucía,  que aparecen en escena, para su padre, Carlos Ramírez, monitor de Aulas de Carnaval y bombo de Marwán. Primer cuplé para el alcalde, al que parece gustarle la arqueología, por tener las calles de la ciudad levantadas. Segundo, buenísimo, con los estribillos de algunas de las murgas de este año, que utilizan tacos, pero parece que sólo se les critique a ellos. Muy ingenioso. Popurrí cantado con el gusto que es habitual en ellos, pero con más fuerza aún que en el pase de preliminares. El toque rumbero, para dejar un buen sabor de boca, no puede faltar en la despedida. Aún mejor que en preliminares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?