Las Polichinelas, en semifinales.

Las Polichinelas, en semifinales.

Las Polichinelas.

Buena puesta en escena. Valientes, no tienen nada que perder en busca de su primera final, y dejan sonar sus voces. Primer pasodoble, para ellas mismas, para sus familias y para yo no salgo. Solo ante ellos se quitan el sombrero cada febrero. Segundo, crítica a los murgueros que reniegan del concurso y tienen entradas para el Falla.  Primer cuplé para hacer un chiste con el uso excesivo del Malamente de Rosalía.     Buenísimo segundo cuplé, en el que dan un puñetazo en la mesa. Qué tanto criticarlas, tan mal no les va. Tercer año seguido en semifinales. Y las críticas, imaginen por donde se las pasan. El popurrí, bien ejecutado, con cortes complicadísimo de ejecutar, como ese paraje en el que unen sin solución de continuidad una cuarteta hablada con los primeros compases de la siguiente estrofa. Los sombreros de los políticos, con la visera para Abascal cuando cante el Cara al Sol. Bien, bien Las Polis. Al descanso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?