AL MARIDI. CON UN POLVO SE CURA TÓ.

El arco del peso como fondo de escenario complementa la actuación de Al Maridi, con un aire a diorama de un Belén. Su disfraz cuesta definirlo. De curandero chamán. Muy trabajado. Antes de los pasodobles, magistrales punteos con las guitarras. Pasodoblazo a los Water Closet, a los que definen como caballeros al quedarse a escucharles el año pasado en su actuación de ganadores, cuando hubo cierta polémica tras la victoria de Al Maridi. El maltrato a las mujeres vuelve a aparecer al compás de un pasodoble, para denunciar cómo a veces se suceden los interrogatorios en los juzgados, que a veces se vuelven acusaciones a las víctimas. Si en letras están muy trabajados, musicalmente los pasodobles son preciosos. Primer cuplé para el cartel del Carnaval de Badajoz, del que opinan que salió después de una tarde de excesos en el parque del río. Curso intensivo para ser chamanes. Aún así, no tienen remedio para el ojo de Junqueras, ni para montar muebles de Ikea. Reciben distintas visitas de personajes, que consultan su futuro. Los patos del Guadiana, y como siguen a quienes se acercan hasta el río reclamando comida, provocan risas entre el público. Proponen hacer vudú a diversos componentes de la corporación municipal, a Guti por perder subvenciones, a otro para que se estire un poco y crezca…Detallazo de Ale Quintana con la caja, que rasguea con las manos en la zona del bordonero. Chapó, Ale. Musicalmente, esta agrupación es impresionante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?