La verdadera historia del Piti

Esperadísima, como siempre, la actuación de los Water Closet, una de las murgas más queridas por el público pacense. Su personaje de este año, el de macarrilla de toda la vida, cigarrillo y litrona de por medio. Y con los calcetines blancos, por supuesto. Como en los ochenta.  Y es que han salido de la trena, donde han estado desde el año 92. De entrada, arrancan las carcajadas del público. Primer pasodoble para contar que están enganchados a la droga, que no es otra que el Carnaval. El segundo, para Badajoz, por más que también tenga su mala cara. Entran en los cuplés, con el “Libre quiero ser” de Los Chichos. El primero, de nuevo para Lisboa, capital do natal. Segundo cuplé para Aitana, la niña que sacó la bola que decidió  la apertura del concurso por parte de Los Callejeros. En la lotería se metió una bola en el bombo y no se montó tanto. Grandísimo segundo cuplé de Los Water. Detalle de control en escena: todos perfectamente situados en la zona que delimita el mejor sitio para cantar. Mucha rumbita, a lo Chichos, para contar su historia. Fueron los primeros en pegarse en La Ría, en los años ochenta, vestidos de esquimales. História del Carnaval. Musicalmente,  la actuación está genialmente ambientada. Aparece el coronavirus por primera vez, al que ellos no temen. Temen más a un Guardia Civil. Canción de amor, que no podía faltar, pero para su abogado. Buena actuación de Los Water Closet, que siguen en racha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?